jquery.min-pin-it.js

Pin-it-hover

Post-Relacionados-JS

Sobre mí


En primer lugar... muchas gracias a todos los que habéis decidido pasar por mi blog.

Mi nombre es María. Soy arquitecta y profesora... y me encanta la cocina.

Sinceramente, mi amor por la cocina, especialmente la repostería, no ha sido algo que siempre ha estado conmigo. Creo que parte de la culpa la tienen el horno de casa y mi madre. Porque sí, aún vivo con mis padres, y mi madre cocina estupendamente, así que ¿para qué molestarse en cocinar si además de no conseguir algo tan bueno, voy a tener que poner la cocina perdida y perder mucho tiempo? Por otro lado, hasta hace apenas unos años, en casa no había horno... y el horno ha sido todo un flechazo para mí, además del pistoletazo de salida a muchas recetas e ideas que no sabía que estaban en mi cabeza.

Así pues, se podría decir que nunca me interesé especialmente en la cocina porque tengo una mamá que cocina muy bien y me resultaba muy cómodo no tener que trabajar en mi propia alimentación. Sin embargo, cuando estaba a punto de terminar la carrera de arquitectura, me encontré con que necesitaba evadirme de los agobios y presiones que implicaba la entrega del proyecto fin de carrera... y la cocina se convirtió en una especie de terapia. Cocinaba a ratos y según lo necesitaba; un día a la semana, un día cada dos semanas, un día al mes....

Me considero una persona creativa, perfeccionista y siempre tengo ganas de aprender cosas nuevas. De pequeña me encantaba dibujar y esa era mi forma de expresarme, relajarme y evadirme. Luego le llegó el momento a diversas manualidades, desde el punto de cruz, el ganchillo, corte y confección de prendas, encuadernación de libros e incluso encaje de bolillos. Todas son actividades en la que están implicadas las manos y la creatividad. Con el tiempo, aunque me siguen gustando estas actividades, las he ido reduciendo a ratitos puntuales a lo largo del año y me he centrado en la cocina.

¿Por qué? Imagino que os lo preguntareis, y la verdad es que no estoy muy segura, pero creo que está relacionado con "compartir". Me gusta más preparar recetas, cocinarlas, y ver como mi familia las disfruta que el probarlas yo misma y comerlas. Disfruto mucho de esas 2-3 horas que me meto en la cocina a hacer experimentos y probar nuevas recetas. Me encanta cuando tengo éxito y me salen como esperaba... Pero lo que más me gusta es que lo que ha sido tan agradable para mí, también haga disfrutar a esas personas cercanas a mí. Poder compartir en cierta forma esos momentos que para mí son especiales.

Una vez soltado todo este rollo... os preguntareis, vale, muy bonito, pero ¿por qué un blog?

La verdad es que el blog no estaba en mis planes en ningún momento. Yo solía hacer fotos de las recetas que me quedaban más bonitas y a veces las publicaba en mi facebook. Fue una amiga la que me sugirió que hiciese un blog de cocina, pero aún así todavía no estaba convencida. Me daba mucha vergüenza ponerme a escribir como si me estuviese dirigiendo a otras personas cuando ni siquiera sabía si alguien a parte de mí (y de las personas más cercanas a mí) llegaría a leer algo de lo que yo escribiese.

No fue hasta hace apenas un año, que me empecé a interesar en el tema del diseño de páginas web. Estaba comenzando a hacer pequeños ejercicios de html+css cuando pensé, bueno, un blog podría ayudarme a familiarizarme con todo este código. No empiezo desde cero, sino que voy retocando el código de una plantilla base y voy aprendiendo poquito a poco. Pero ¿qué pongo en el blog?... y de pronto todo encajó, mis dos aficiones combinaban perfectamente; en un blog podría experimentar con mis recetas y con los códigos, diseños, etc.

No pretendo tener un blog famoso, ni ganarme la vida con él. Sólo quiero compartir esta faceta de mi vida con otras personas que también disfruten de la cocina.

En los últimos post estoy experimentando un poco también con las fotografías, la presentación de cada publicación, la mejor forma de exponer la información para que resulte atractiva y sugerente... Todo esto es inevitable, soy muy exigente conmigo misma y muy perfeccionista. Y luego... hay webs y blogs tan bonitos que son pura inspiración en todos los sentidos.

Así que en ese aspecto, estáis todos advertidos, este es un blog en continuo proceso de mejora. Siempre que vea algo que pueda mejorar voy a intentar llevarlo a cabo, y eso puede hacer que algunas entradas estén diferentes a otras hasta que tenga tiempo (poco a poco) de actualizarlas todas. Esta tarea cada vez se complica más, pues cada vez hay más publicaciones 😉


En fin, vuelvo a agradeceros por pasar por mi blog y por haber leído toda esta parrafada. Os invito a comentar, a ofrecer ideas de recetas o ideas de cambios en el blog para que quede más bonito, a que me enviéis fotos de vuestras recetas,... a todo aquello que queráis compartir conmigo. 

Un abrazo a todos. María

Podéis contactarme en: sumadecolores@gmail.com